Moción: simplemente jie.

La vida, por larga que sea, es muy corta. Hoy estamos aquí, tenemos la fortuna de disfrutar la vida, de experimentar las maravillas de este planeta y de compartir momentos con familiares y amigos, pero nada garantiza que mañana vaya a ser igual. La muerte siempre llega por sorpresa, así la estemos esperando, y aunque no sabemos si hay una vida diferente después de la muerte, lo que si sabemos es lo que pasa con los que continúan viviendo.

Un día como hoy, hace 10 años, la muerte se llevó a uno de mis mejores amigos, pero su legado vivirá por siempre en el corazón de las personas que tuvimos la fortuna de conocerlo. Si bien no dejó nada tangible, más allá de fotos, si dejó en nosotros una huella imborrable mientras vivió, simplemente porque vivió a plenitud, disfrutando cada placer que la vida tenía por ofrecerle, mostrándose como era y haciendo amigos por doquier.

Su impacto fue tan positivo en nuestras vidas que su recuerdo siempre está presente, sacándonos una sonrisa cada vez que recordamos alguna de sus anécdotas, expresiones o momentos compartidos. Es por eso que considero que una vida bien vivida no termina con la muerte, termina sólo cuando los demás dejan de recordarnos con amor, alegría y emoción.

Mencionado lo anterior, te invito a reflexionar sobre cómo estás viviendo tu vida, sobre la huella o el legado que estás dejando en las personas que te conocen y sobre qué pasaría si la muerte llegara a visitarte hoy. ¿Morirías pleno y satisfecho con tu vida o morirías con remordimientos?. ¿Te recordarán con amor profundo en el corazón o serás un vago recuerdo en las personas que te rodean?

Si tus respuestas te satisfacen, maravilloso, sigue disfrutando tu vida y construyendo un legado emocional eterno en quienes te conocen. De lo contrario, espero que empieces a hacer cambios hoy mismo. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Disfruta la vida al máximo, construye relaciones sólidas y duraderas, no pierdas el tiempo haciendo enemigos o posponiendo la vida, pues nada ni nadie te garantiza que el mañana llegará.

Ojalá, cuando la muerte nos llegue a todos, podamos decirle de frente “Simplemente jie”, manifestando que vivimos a plenitud, que nos vamos sin remordimientos y que aceptamos que la muerte simplemente nos llega a todos, pero sonreímos porque sabemos que nuestro legado será eterno.

A mi amigo, mi hermano… simplemente jie.


Puedes también ver la moción en video:

A %d blogueros les gusta esto: