Moción: Reflexión sobre la despenalización del aborto en Colombia.

Bifurcación indicando que todos los caminos son correctos

En días pasados la Corte Constitucional despenalizó el aborto hasta la semana 24 en Colombia, lo cual ha generado sentimientos encontrados entre la población. Algunos se oponen a la decisión rotundamente, otros la celebran fervientemente y otros la aceptan, aunque consideran que 24 semanas es mucho tiempo. Frente a este tema, sólo quiero abrir la reflexión sobre la libertad de creencias, porque creo que es el trasfondo de la discusión.

Entiendo que quienes consideran que la vida arranca desde el momento de la concepción se opongan a abortar; también entiendo a quienes consideran que la vida sólo inicia al momento de nacer-vivo, y que por lo tanto tienen la libertad de tomar cualquier decisión antes de; y finalmente también entiendo a quienes están en el medio, ya sea que consideren que el plazo para tomar la difícil decisión de abortar debe darse en determinada semana. Por consiguiente, acepto la diversidad de creencias y la decisión que cada persona toma sobre su vida y la vida del ser que se está formando.

Ahora bien, lo que no entiendo es por qué queremos imponer nuestras creencias a los demás. En este caso, ya sea que nuestra creencia sea un no rotundo al aborto o que el aborto deba suceder unas semanas antes. La decisión de Corte no exige a que todas las mujeres deban abortar o que deban hacerlo a la semana 24. Sencillamente legitima el derecho a hacerlo a las personas que así lo consideren.

En este sentido, la decisión personal de otra persona sobre este tema es precisamente eso, personal. No soy yo quien va a tener que dejar de trabajar para cuidar el bebé; no soy yo quien le va a pagar el colegio, la universidad, la enfermera o la niñera en caso de necesitarlo;  no soy yo quien lo va a maltratar por no desearlo; y no soy yo el responsable por esa vida, sólo los padres son los responsables y son ellos quienes pueden y deben tomar la decisión a consciencia.

Por lo tanto, de nuevo, no entiendo por qué queremos obligar a las personas a que tomen las decisiones que nosotros tomaríamos.  No me opongo a que expresen su opinión y tratan de convencerlos, pero si me opongo a que quieran quitarles ese derecho a tomar su decisión, considerando que la libertad es uno de los pilares de la humanidad y de las democracias.

Celebro por lo tanto que cada persona tenga el derecho de tomar su propia decisión, después de un análisis profundo sobre lo mejor para ellos y la vida que vienen el camino. Finalmente, son ellos y sólo ellos los que vivirán con las consecuencias de sus decisiones.

Los invito a no oponerse a este derecho y por el contrario a trabajar para mejorar las condiciones de vida de todos en el planeta para que ojalá nadie considere esta decisión.



Imagen de geralt en Pixabay.

Moción: Re-descubriendo y re-definiendo el significado de “amable”.

Niña con conejo

Con frecuencia me gusta reflexionar sobre el significado u origen de algunas palabras y en esta ocasión me encontré pensando si la palabra “amable” tenía otro origen u otro significado diferente al habitual que usamos como adjetivo para expresar que una persona es afectuosa, afable, atenta, tratable, sociable, agradable, etc., y para mi sorpresa, efectivamente así es.

El sufijo “ble” que sirve para crear adjetivos, indica una posibilidad, capacidad o aptitud para recibir la acción del verbo.  En este caso, una persona “ama…ble”, del verbo amar, significa que es una persona digna de ser amaba porque tiene la posibilidad, capacidad o aptitud de amar y ser amada.

Por lo tanto, las personas que no son amables, tienen una implícita posibilidad de no poder amar o ser amados. Los que viven criticando, odiando, quejándose, fijándose sólo en lo negativo y preocupados únicamente por si mismos, no son personas amables, en las dos definiciones del adjetivo.

Esto debería invitar a todos aquellos que desean encontrar el amor, a empezar siendo amables con todas las personas. Entre más amable, simpática, atenta y afectuosa sea una persona, más posibilidades, capacidades o aptitud de amar y ser amaba tendrá. Claro, igual hay que ser una persona “desea…ble”, para no caer en la  “friend-zone” o “zona de amigos” por ser únicamente amable, pero es el primer paso.

Invito entonces a todos los que como yo, que no habíamos reconocido que el ser amable no es sólo ser simpático sino que también expresa que somos dignos de amar y ser amados, a que re-signifiquemos esta palabra y seamos más conscientes de su alcance.

Para amar y ser amado, hay que ser amable.



Imagen de nastya_gepp en Pixabay.

Moción: Free guy (Película)

Poster de Free Guy

En días pasado me vi la película “Free guy, tomando el control” y me nació hacer una moción sobre un aspecto en particular: En el juego de la vida, ¿consideramos a todos los humanos como jugadores o consideramos que ciertas diferencias hacen que en nuestra vida haya jugadores y personajes no jugadores?.

Para que me entiendan mejor, en ciertos videojuegos existen los jugadores, personas que crean un “avatar” para existir en el mundo del videojuego, y existen los personajes no jugadores (NPC por sus siglas en inglés) que son los personajes creados por el videojuego para dar pistas, rellenar el espacio o para ser objetivos de las misiones, entre otras funciones. En general, los jugadores son los personajes importantes, reales y que evolucionan, y los NPC son irrelevantes, más allá de su funcionalidad, pues independientemente de lo que les pase, siempre permanecen inmutables.

Si esta situación la extrapoláramos a nuestra vida… ¿quiénes serían los jugadores y quienes los NPC?. Creo que la gran mayoría de las personas trata a los “suyos” como los jugadores y al resto del mundo como personajes no jugadores. Por lo tanto, como sólo logramos interactuar a profundidad con un pequeño número de personas cercanas a nosotros (familiares, amigos y conocidos), tendemos sólo a considerar a estas personas como los jugadores. Nos preocupa lo que les pasa y estamos atentos a su evolución. En resto del mundo es paisaje, son personajes no jugadores, por lo tanto no nos preocupamos tanto por ellos ni estamos atentos a su evolución.

Lo anterior es algo que considero normal, más no significa que esté bien, pues sin darnos cuenta nos va dividiendo y hace que tratemos a las personas de forma diferente. Por lo tanto, juzgo y trato a los míos de una forma y al resto de otra forma. Tiene prioridad lo que me afecta a mi y a los míos, y todo lo demás ya no es prioritario.  

Es por esto que algunas veces podemos percibir cómo algunas personas emiten juicios como “deberían matar a todos los criminales”, pero cuando algunos de los suyos entra en esa categoría, entonces ahí si “los criminales también tienen derechos y deben recibir un trato justo”.

Por consiguiente, la invitación como siempre es a respetar a todos y valorar sus vidas por igual. Independientemente si son familiares, amigos, conocidos o completos extraños, todos los humanos somos jugadores en este juego de la vida y por lo tanto no debemos tratar a nadie como un personajes no jugador cuya vida valga menos que la nuestra.


Moción en video:


Moción: la magia del disfraz.

Halloween, el día de los niños, el día de los muertos o como queramos llamarlo según nuestras tradiciones y creencias, nos ofrece una oportunidad única al año para recrear y experimentar otra realidad gracias a la magia del disfraz. Por lo tanto, aprovechando que se acerca esta festividad, quiero compartirles mis reflexiones al respecto e invitarlos a que me compartan las suyas.

La magia del disfraz no es algo exclusivo del 31 de octubre. Desde tiempos antiguos, los carnavales con sus máscaras y antifaces servían como mecanismo para dejar salir las presiones de la sociedad, puesto que con ellas todos se transformaban en seres indistinguibles por estatus económico, afiliación política, raza o género, entre otros. Este hecho de no poder ser reconocidos, no sólo eliminaba las barreras sociales, económicas y culturales, sino que además permitía que se hiciera una crítica o sátira de la sociedad vigente, sin posibilidad o necesidad de castigo. Era un día al año, en dónde todos eran iguales y podían expresarse sin temor.

Aún hoy en día, en ciudades como Pasto, Nariño, el carnaval mantiene esa esencia, así no se usen máscaras o antifaces. Cuando todos los asistentes están cubiertos de blanco debido al talco o a la espuma, o de negro gracias al betún, todos se vuelven indistinguibles y se transforman en un único cuerpo social celebrando la vida. Y sus muñecos, comparsas y estructuras de años viejos, les permiten hacer críticas y sátiras del gobierno y del mundo, con la esperanza de que el próximo año la realidad será mejor. Es un momento único al año, en donde todos celebran la vida y su deseo de una realidad mejor, sin distinciones.

Ahora, para los que no contamos con carnavales en nuestras ciudades, le celebración del halloween ofrece o podría ofrecer algo similar. Es un momento idóneo para eliminar paradigmas, creencias y dogmas que nos limitan, gracias a que podemos experimentar un mundo diferente, sin críticas ni prejuicios. Nos permite ser por un día, aquello que soñamos ser pero que no nos atrevemos. Nos ofrece la posibilidad de expresarnos libremente, sin el temor a la crítica social. Sirve de ventana a otro mundo y quizás, uno mejor.

El disfraz permite que hombre y mujeres intercambien roles, o que el ser feo y terrorífico sea motivo de alabanza, o que el tímido sea sensual y atrevido, o que el bandido sea policía, o que el corrupto sea honesto, entre muchas opciones.

Por lo tanto, ojalá todos los días fueran halloween, no para poder disfrazarnos, sino para poder quitarnos el disfraz de la “normalidad” y sentir finalmente que podemos ser nosotros mismos, sentir que sin importar cómo luzcamos seremos aceptados, sentir que nadie nos criticará por ser diferentes, y sentir que podemos ser la mejor versión de nosotros mismos. Ojalá ese día al año, donde todos somos iguales, indistinguibles y que podemos opinar sin temor, se convirtiera en la realidad de todos los días.

¿Qué piensan ustedes?

Los invito a dejar sus reflexiones y sus fotos de halloween. ¡Feliz día!


También pueden disfrutrar la moción en video: